Blog

11. mar., 2017

DECISIONES POLÍTICAS

Hace unos días decíamos, en una de nuestras entradas, que titulábamos “milagros”, que hay ayuntamientos que por inercia, miedo, falta de iniciativa, no querer contentar a unos por encima de otros, tenían una serie de edificios y zonas que se estaban deteriorando del todo (algunas lo están mucho) solo por el hecho de no hacerlas servir de un modo lógico o por falta de una visión global de la ciudad.

Pues bien, estos días nos encontramos en la prensa local de ese Ayuntamiento, al que nos referíamos sin citarlo, que por fin “El Ayuntamiento reservará un almacén de la antigua Tabacalera para destinarlo a la autogestión artística. Así lo asegura a este periódico el concejal de Cultura, …quien remarca que a lo largo de este año el Consistorio elaborará el Plan Funcional para definir los usos que tendrá el emplazamiento, que cuenta con 80.000 metros cuadrados de superficie. Así lo puso también de manifiesto el alcalde …., durante la conferencia que realizó la pasada semana”. 

El problema es que el próximo 23 de marzo se cumplirán diez años desde que los últimos empleados de la antigua fábrica abandonaron las instalaciones.

La respuesta a la crítica sobre el tiempo transcurrido la han justificado (si esto es una justificación) de la siguiente manera: “el Consistorio no puede funcionar ni por presiones ni por ocurrencias. El criterio está claro: diálogo, pero cumpliendo estrictamente la legislación vigente».

Ya saben, los políticos más cercanos a la ciudadanía requieren tiempo para “pensar” y para dar soluciones parciales a problemas que urgen y que tendrían que ser globales. Así vamos, de parche en parche.

La fotografía con la que acompañamos estas palabras e el conjunto de edificios, uno de los cuales (antiguo almacén) será el que ha sido objeto ahora de propuesta de uso (que ya veremos cuando se realiza, que esa es otra.