24. feb., 2017

Texto

ACTUALIDAD DE VIEJAS NOTICIAS SOBRE LA INFANCIA

El 11 de septiembre de 2008 recogíamos esta noticias: “Un 27 por ciento de los niños españoles siente soledad en su casa

  • La “Encuesta de Infancia en España 2008″ alerta de la vida cotidiana de los niños. Un 27 por ciento de los menores se sienten solos en sus casas y una mayoría sufren incomunicación en casa.
  • Además, 580.000 niños ven la televisión todas las tardes, la mayoría son deportistas, religiosos y solidarios.

Dicha noticia provenía de la CNN+, que tomaba de la ‘Encuesta de Infancia en España 2008′, y revelaba los problemas existentes respecto a la conciliación familiar.

Ese estudio sobre la situación de la infancia en España, elaborado por los autores Fernando Vidal y Rosalía Mota, desvelaba que el 17 por ciento de los niños están solos toda la tarde; un 20 por ciento no tienen a su padre a la hora de cenar, y un 3 por ciento no tiene a ninguno de sus progenitores para cenar. Además, apuntaba que 150.000 niños entre 6 y 14 años sufrían incomunicación extrema en casa, según esta encuesta) Para completar la noticia puede verse :http://www.cnnplus.com/codigo/noticias/ficha_noticia.asp?id=649111

Por esos mismos días leíamos, en el Blog de RAFAEL PAMPILLÓN: http://economy.blogs.ie.edu/archives/2008/09/como_aumentar_l.php un análisis sobre la siguiente cuestión:

¿Se puede mejorar la calidad de la enseñanza en España?

Para ello hace mención al post de María Jesús “La educación, esa asignatura que no superamos” publicado, en este blog de economía,. En ese post hay una pregunta que dice lo siguiente ¿Hay alguna receta mejor que un buen sistema educativo para la igualdad de oportunidades y la competitividad de un país? La respuesta es no

La mejor receta para conseguir la igualdad de oportunidades, una mejor distribución de la renta y la competitividad de un país es un buen sistema educativo. El mejor sistema educativo posible. Por eso me gustaría comentar algunas ideas alrededor de este tema.

Los ejes argumentales de este blog son:

1º) Dedicando más dinero a la educación no se consigue necesariamente el éxito.

2º) Los profesores son la clave.

3º) Los países con mejores resultados en educación son los que ponen remedio a los problemas de los alumnos, interviniendo pronto y siempre.

4º) ¿Qué pasa en España?

Tal como señala el “Informe del Círculo de Empresarios sobre la economía española. Cómo garantizar el futuro” (Julio 2006) una enseñanza de calidad resulta absolutamente imposible sin un buen profesorado. Si no existen unos mecanismos adecuados de selección, retribución, control y ascenso de los docentes, que garanticen su capacidad profesional y su motivación, difícilmente puede esperarse que el sistema desemboque en una educación de calidad.

Desafortunadamente, en España, la rigidez de las materias y de los planes de estudio desincentiva el interés y la iniciativa. Los profesores carecen de oportunidades de promoción interna, y también de autoridad y apoyo para mantener un mínimo de seriedad, disciplina y atención en las clases. A ello se une las distorsiones ideológicas generadas en la educación en algunas Comunidades Autónomas y en asignaturas conflictivas como es la “Educación para la Ciudadanía” que ha provocado 50.000 objeciones de conciencia. A los anteriores problemas se añaden las escasas posibilidades de exigencia que los centros pueden ejercer sobre un profesorado que, en el ámbito público, disfruta de la condición de funcionario, lo que le garantiza el sueldo y la permanencia en el empleo.

5º) ¿Cuál es la solución?

Creo que con lo dicho hasta aquí ya quedan claras las soluciones al problema. Pero si tuviera que insistir el algún aspecto o dar una prioridad creo que esta sería la de dedicar más atención al profesorado. Una de las claves en el éxito del sistema educativo de Finlandia radica precisamente en el cuidado y atención que se prestan a la profesión de los docente. De ahí que uno de los retos pendientes de la educación en España sea la de la formación del profesorado. De eso tratamos en las entradas en el blog pralelo que llevamos junto a este: NOTAS DE PEREGRINO