Blog

27. feb., 2017

LA POLÍTICA ALTERNATIVA

Los dichos y hechos que rodean buena parte de la política (propia y de nuestro contexto) está trucada, tanto que ya es casi imposible distinguir la verdad de la mentira.

Veamos. 

  1. Estos días circula por ahí, sobre todo de mano de la izquierda, el infundio (a medias) que un señor ingresa en la cárcel  por pagar 79 € con una tarjeta falsa, pero no dice que, aparte de ese delito, ese señor va a la cárcel por otros delitos acumulados.
  2. La alcaldesa de Madrid tiene previsto hacer peatonal la Gran Vía de Madrid, aduciendo que que el centro de todas las ciudades que se precian está de esa manera y eso TAMPOCO ES VERDAD.
  3. El trabajo anda mal, se trabaja mucho, se exige mucho y se paga mal, pero no es cierto que solo aumenten los contratos temporales: hoy hay muchos más contratos indefinidos que en 2007 (vayan a los datos del INE: Instituto Nacional de Estadística).
  4. La Casa Blanca elimina la Web en Español, se dijo y eso provocó iras y comentarios curiosos, pero no fue así, a pesar de lo cual las críticas siguieron como si nada, sin que nadie se molestara en comprobarlo.

Podríamos seguir, pero es que da la impresión que hay interés en enfrentar a la población en bandos, eliminar la buena fe, el respeto por la prensa o los políticos o anular la racionalidad de nuestras opiniones. No hay ética, en definitiva.

Por otra parte pareciera que, a fuerza de repetir los mismos hechos, sean muchos los casos en que estamos inmersos. Y no es que sean pocos los hechos delictivos que España ha de solucionar, pero parecen muchos más. Podremos como ejemplo el hecho más escondido por la prensa (interna y externa) y dejaremos otros para no ser pesados.

¿Cómo se alarga y de desvirtúa un hecho delictivo?. Por ejemplo:

  1. Poniendo en el mismo plano y dando la misma importancia informativa a las investigaciones de la policía, a los rumores salidos de las oficinas judiciales y a las opiniones de los afectados.
  2. Confundiendo los fallos parciales de las indagaciones policiales con el TODO investigado.
  3. Acumulando hipótesis y opiniones con hechos.
  4. Poniendo el énfasis en las actuaciones de Madrid en unos casos casos sobre otros (siempre bajo las ordenes de Madrid, aunque provengan de lugares próximos).
  5. Y así sucesivamente.

 El caso más preclaro es el de CIU y su 3%, anunciado, largo tiempo ha, por  PASQUAL MARAGALL (aunque fue un tirar la piedra y esconder la mano en su momento)

Ni se sabe el tiempo que lleva el asunto ese en investigación, como tampoco se saben todas sus derivaciones… desde el caso Palau o desde el caso Banca Catalana, según se mire o se mida., pero llevan un montón de implicados, analizados con una lentitud que exaspera y hace perder el hilo del problema al más pintado (que parece que es de lo que se trata) Entre esos implicados están la familia Pujol al completo y buena parte de la “corte” del Sr. Mas. y casi todo a causa de un juez de El Vendrell, ciudad de Tarragona (que no de Madrid).

El hecho, cuando no ha podido esconderse detrás de la bandera, se ha intentado tapar con el victimismo y como un ataque del Estado Central al proyecto soberanista (que se avivó en su momento para eso precisamente). Pareciera ahora más un hecho delictivo de los demás contra Cataluña que un presunto robo organizado por el antiguo partido CIU (Convergencia y Unión).

 Para leer más o contrastar: