12. mar., 2017

Texto

VIOLENCIA SOBRE LA MUJER

El Consejo General del Poder Judicial publicó este viernes  (10 de marzo) su informe sobre la violencia machista  (2016) elaborado por el Observatorio contra la Violencia de Género.

Su presidenta ha alertado de que "siguen creciendo las víctimas" aunque ha valorado que "hay más denuncias y hay más mujeres que solicitan y consiguen órdenes de protección".

Aun así reconoce su preocupación porque "persistan todavía actitudes de violencia machista en nuestra sociedad" y que "no se acabe de dar un paso firme por familiares, amigos y conocidos para denunciar y acompañar a la víctima en el proceso".

Estos son los datos fundamentales que nos deja el informe sobre el año 2016:

  • En 2016 hubo 134.462 mujeres víctimas de violencia machista, un 8,7% más que en 2015.
  • El 70% de las víctimas eran españolas y el 30%, extranjeras.
  • Se realizaron 142.893 denuncias ante los tribunales, un 10,6% más respecto de 2015 (129.193).
  • Siete de cada diez víctimas presentaron denuncia por sí mismas.
  • El porcentaje de denuncias presentadas por familiares y por el entorno de la víctima descendió un 1,44%.
  • Subió un 17% el porcentaje de denuncias tramitadas por la intervención de la Policía.
  • Se dictaron 47.175 sentencias, de las que 31.232 fueron condenas y 15.943, absoluciones.
  • Más del 82% de las condenas se produjo en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Los datos pueden verse, pues están publicados en la Web del CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL, pero reflejan una situación preocupante, muy bien reflejada por la la Presidenta del observatorio: La sociedad toda ha de implicarse en en esta lacra.

No basta con que se hagan campañas en las escuelas mientras en las casas o en los medios se admitan, de modo directo indirecto, comportamientos o mensajes que den lugar a actitudes ambiguas cuando no directamente machistas o simplemente violentas, mientras los hijos tengan que vivir comportamientos violentos en sus casas, mientras las películas de la TV o del cine admitan la “glorificación del macho violento”, mientras no se generen actitudes que den lugar a que entendamos todos que solo HAY PERSONAS, con los mismos derechos y los mismos deberes.

Y no es que la escuela deba quedarse al margen. NO, sino que su acción debe reflejarse también fuera de la escuela para que cale en la actitud de los jóvenes.