28. mar., 2017

Texto

FALTAN IDEAS

En el mundo de la información se pueden encontrar noticias de casi todo, aunque hay dos que, por mucho que “vendan”, no acabo de compartir (al menos por el tratamiento que se da a lo que se quiere decir); son las relativas al deporte y a eso que llaman “mundo del corazón” y que más bien es de “vísceras” y relaciones de pareja.

En estas últimas da claramente la impresión que las personas son capaces de vender su identidad más íntima con tal de salir en las noticias, de hacerse un nombre -dicen-, de convertirse en personajes al precio que sea, para vivir de ello. En el caso del deporte porque no se habla de él, sino de los afectos de los locutores o escritores por un club, un deportista en particular, lo cual sesga la información. 

En ambos casos, como en el de los hechos luctuosos, pareciera que se trata de alargarlos para vivir de ellos y mira que hay personas que viven de ellos.

Se fomenta el morbo, a cosa de la verdad.

Y no he incluido la política, por más que, en muchos casos, la información en este ámbito se parezca a las noticias “sobre el corazón”. 

Todo eso se traslada y amplía en las cientos de tertulias que se alimentan de esas noticias. Lo tienen fácil. Y digo que lo tienen fácil porque para todo ello no es preciso TENER IDEAS, lo cual indica que prevalece un individualismo enfermizo en nuestra sociedad.

Faltan referentes, comparaciones, datos…, algo de lógica, vamos. Por ejemplo, ¿nos hemos parado a pensar que los encargados de la estiba en la mayoría de los puertos españoles ganan más que el Presidente del Gobierno y mucho más que los mejores cirujanos y los mejores y más afamados científicos? ¿alguien piensa que con la actitud de hacer prevalecer sus privilegios nos va a costar más que las plantillas del club de fútbolmás afamado? ¿No molesta que los sindicatos estén dedicando más tiempo a eso que a la violencia en la educación o en los centros de salud, por ejemplo?.

Pareciera que hay que silenciar, ocultar o tapar todo lo que no sea el PERSONALISMO EGOÍSTA más abyecto.

No estaría de más que cuando se dice que en España estamos llenos de corruptos (y lo estamos) no se diga cuántas personas ilustres de Gran Bretaña, Francia, Alemania.. por ejemplo están en la misma situación. Y no por aquello que “mal de muchos, consuelo de tontos”, sino para que las personas no pensemos que solo aquí somos todos malos. Y lo mismo habría que hacer con el resto de noticias, hacerlo desde la abstracción y de la comparación, porque suponemos que de lo que se trata es de que cada uno mantenga limpio, en cada caso, el metro cuadrado que es de su incumbencia.