Blog

8. abr., 2017

NUEVAS ADICCIONES

El uso del teléfono móvil “inteligente (smartphone) se está convirtiendo en un problema o quizá sea una nueva variable a considerar en las generaciones futuras para estudiarlo formando parte de la socialización de las personas, sobre todo de las más jóvenes.

Sobre ese hecho una serie de Universidades  y centros de investigación (Universidad Complutense de Madrid (UCM), el Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga y la Universidad San Ignacio de Loyola (Perú)), han realizado una investigación que creemos interesante resaltar.

Entre sus conclusiones cabe destacar:

  • Que en España existe adición al móvil en el 5% dela población y que el 16% en riesgo de padecerla.
  • Que el uso del móvil está muy unido a la depresión
  • Que su uso es problemático cuando interfiere en la vida cotidiana (familiar, laboral, social)
  • Que entre más adiciones tenga una persona más facilidad tiene de ser adicto al móvil. 
  • Que su problemática abarca, sobre todo, el período de edad de los 16 a los 45 años.
  • Cada vez interfiere más en la vida cotidiana.

Podríamos dar vueltas al tema y seguro que esas u otras instituciones continuarán indagando sobre el tema, pero, con las salvedades que son al caso creemos que efectivamente el teléfono móvil está siendo un instrumento que interfiere en el desarrollo de las personas, tanto psicológica como socialmente hablando.