14. abr., 2017

Texto

EL MORBO

Es tal el morbo, el interés por lo insólito, aunque sea por conductas sin moralidad y contrarias a los valores sociales, que el hecho de que un reportero del programa Espejo Público, de Antena 3 localizara a Paco Sanz, el hombre que está acusado de estafar a miles de personas que donaron dinero "supuestamente" para sufragar una investigación para la "supuesta" enfermedad que sufría, ha causado interés entre la ciudadanía. 

El hecho es que se trata de un “trilero”, de una persona que ha vivido estafando a los demás, llegando a ellos a través de tocar su fibra sensible, lo cual, si me lo permiten, es un hecho de “lesa humanidad”

Una vez estafadas unas 8.000 personas (para que luego digan que no hay solidaridad) se ha permitido colgar en la red vídeos en los que el tal Paco se burlaba de sus donantes y en los que dejaba claro que lo único que le interesaba era el dinero. 

No está mal que estos hechos sean conocidos, aunque la verdad es que hacen un daño inmenso a las personas que NECESITAN de verdad hacerse oír a través de estos medios, pero uno esperaba que fuera para escarnio de los comportamientos como éste, no como satisfacción de la curiosidad.

La sociedad está muy enferma si hace iconos con personajes así. Los valores que emanan de comportamientos de este tipo no son un buen ejemplo para educar a las nuevas generaciones, bastantes problemas lucimos ya.